Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 24 de septiembre de 2018

La falta de agua potable en la Isla ha sido un problema permanente, por lo que sus habitantes tienen claro que deben ahorrar, algo que no ocurre con los migrantes dueños de posadas turísticas y hoteles.

CARIBE, 24 de septiembre de 2018 — Agencia de Noticias UN-

El 70% de los turistas afirma no tener inconveniente en ingerir gu de la llave.
Así lo estableció el economista Diego Javier Barrios, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), por medio de más de 100 encuestas practicadas a viajeros y hoteleros, en las que se evidenció que el modelo de turismo es de masas y poco sostenible, sobre todo en los casos en que no se aprecia una gestión responsable del recurso por parte de los empresarios. 

Para desarrollar la investigación se aplicó una encuesta a 30 hoteles y 30 viviendas turísticas, en la que se consultó acerca de las técnicas de ahorro de agua en los establecimientos y la percepción de la problemática de agua en la Isla.

De los datos recolectados se establece, por ejemplo, que del 72 % de los propietarios de hoteles con piscina, el 24 % realiza reposición mensualmente y el 20 % a diario.

El consumo de agua para las piscinas oscila en los 10 m3 mensuales, más el agua demandada a su vez por el lavado de toallas de piscina y las duchas extras. Un hotel con más de 100 camas disponibles, todas ocupadas, gasta entre 50 y 70 litros mensuales de agua para mantener la piscina en funcionamiento.

El 76,6 % de los propietarios de hoteles y viviendas turísticas afirmó que riega los jardines solo en época de sequía, versus un 16,6 % que lo hace regularmente. Además el 40 % utiliza para los jardines agua reciclada proveniente de piscinas y del aire acondicionado.

El territorio sólo tiene dos acuíferos, de los que se abastece el 80% de la demanda de agua potable. Fotos Óscar Piratov - Unimedios.
Pérdida cultural



Para el economista, la problemática ambiental surge desde las dinámicas de la Isla, ya que hay una pérdida cultural de recolección de aguas lluvias y desconexión con la naturaleza entre las nuevas generaciones.

“El negocio turístico tiene grandes repercusiones en el agua, por lo que los hoteleros y quienes administran las viviendas turísticas deben reconocer que sus ganancias dependen del capital ambiental y social con el cual cuenta la Isla, y que su compromiso es retribuir”, afirma el economista.

Al respecto, se formuló una encuesta a 90 turistas en la que se indagó sobre el patrón de consumo de agua y qué tanto conocía acerca de la situación del Archipiélago en este tema. La muestra se tomó en los sectores de San Luis, Punta Sur, Costado Occidental y NorthEnd.

“Los sanandresanos tienen la sensación de que el sector hotelero es prioritario en la prestación del servicio de acueducto. Hay quejas por parte de la comunidad raizal y residente sobre el consumo de agua de estos establecimientos, ya que las necesidades básicas de la población referentes al agua no son satisfechas”, comenta la profesora Johannie James, de la U.N. Sede Caribe y directora de la investigación. 

Los sanandresanos creen que el sector hotelero tiene prioridad en la prestación del servicio de acueducto.
Percepción de los turistas 

De los turistas encuestados solo el 36 % identifica que la Isla tiene problemas de escasez de agua y potabilidad. Sin embargo desconocen las razones o las asocian con fenómenos climáticos como El Niño.

El territorio no cuenta con cuerpos superficiales de agua dulce, sólo tiene dos acuíferos, San Luis y San Andrés, de los que se abastece el 80 % de la demanda de agua potable.

El investigador señala que el 80 % de la explotación se hace a través de aljibes, pozos barrenados y pozos profundos con técnicas poco efectivas y vago conocimiento del sistema acuífero, y el 20 % restante proviene principalmente de la recolección de agua lluvia, una práctica ancestral que no explota por completo su capacidad.

El 65 % de los turistas encuestados no percibe ninguna incomodidad en el suministro de agua en sus lugares de hospedaje, mientras que el 23 % afirma no estar satisfecho con la calidad.

En el caso de agua para consumo, el 70 % afirma no tener ningún inconveniente y el 74 % la califican como buena o simplemente no la consumen, prefieren tomar agua de botella o bebidas comerciales como sodas.

Un 37 % de los turistas afirma haber recibido información del lugar donde se encuentra hospedado y solo el 3 % de la agencia de viajes. El 69 % de los turistas indicó que no habían escuchado sugerencias acerca del ahorro del agua, aunque el 90 % estaría dispuesto a implementarlas en próximas visitas a la Isla, según se indagó.

El investigador señala que es importante repensar el modelo de turismo y al turista que llega a la Isla. Para él, es necesario reestablecer la conexión sociedad - naturaleza con el fin de cuidar los servicios ecosistémicos. Considera que a través de jornadas de concientización se puede lograr un mejor turista, un mejor residente, un mejor habitante y un mejor uso del agua.

(Por: Fin/DGH/MLA/LOF)



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20