Posted by : Entre Notas Rosa jueves, 21 de junio de 2018

.El menor de edad perteneciente a la etnia indìgena Wayuu, presentaba una pierna más corta que otra.

.En el Hospital 'Nuestra Señora de Los Remedios' (HNSR) se realizan cirugías correspondientes a un Hospital de Cuarto Nivel.

.Al infante le realizaron la primera de tres cirugías programadas para emparejar una pierna.


Especialistas en Ortopedia del Hospital 'Nuestra Señora de Los Remedios' (HNSR), de Riohacha realizaron una cirugía de alta complejidad a un pequeño indígena Wayuu, con problemas en una pierna, lo cual impide su correcta movilidad.

Según las investigaciones, al niño de 9 años de edad le hacen falta 20 centímetros producto de una deformidad congénita, para equilibrar su pierna izquierda con la derecha.

De acuerdo a las informaciones, "En los últimos meses el pequeño se queja de un fuerte dolor en la columna. La madre lo lleva hasta el Hospital Nuestra Señora de Los Remedios en busca solución, porque al afectarse otras partes del cuerpo, el paciente camina doblado hacia un lado", indica el informe médico.


“El paciente tiene una deformidad en varo con una pierna más corta que la otra, porque al no desarrollarse la tibia, el peroné tiene un crecimiento menor y una deformidad en varo en el pie. Esta situación origina que no se forme la rodilla ocasionando un acortamiento de 20 centímetros en la pierna”, manifestó Carlos Vianna, médico especialista del Área de Ortopedia del Hospital 'Nuestra Señora de los Remedios' (HNSR), de Riohacha.

La falta de tibia en la pierna izquierda del niño ocasiona una malformación en varios huesos del cuerpo. Médicos y especialistas del Área de Ortopedia, al valorar al paciente, programan tres cirugías.




La primera consistió en hacerle un tobillo.
“Hicimos un abordaje anterior al cuello del pie extendido a la pierna y un abordaje lateral. Corregimos la deformidad del hueso para ir mejorando el apoyo patológico que el niño tenía, luego modificamos la estructura del peroné y corregimos el varo. Esto es lo que se logró con la primera cirugía”, puntualizó el Ortopedista Carlos Vianna, y añadió:

"Al tener un acortamiento en la pierna izquierda, al niño se le genera una inclinación en la pelvis, estructurando una malformación en la columna y pelvis. Luego de esta primera cirugía se enclavijó el hueso con un material de osteosíntesis para fijar la posición de corrección. A partir de ahora hay que esperar 45 días y luego de un control radiológico remover este material que tiene en la pierna, para después convertir el peroné en tibia, mediante una cirugía que se denomina Peroné - Protibia.


Después de mes y medio lo que viene es convertir el peroné en tibia, para luego hacer un alargamiento a esa nueva tibia. De inmediato y después que todo pegue, haremos un procedimiento de alargamiento óseo progresivo donde el hueso irá alargando alrededor de un milímetro diario. Nosotros esperamos alargar hasta donde más podamos, porque son 20 centímetros de diferencia y esto es mucho.

Aquí toda la longitud que podamos agregarle a esa pierna va a ser ganancia, ya que tenemos una gran ventaja y es la edad del niño. Es joven y el hueso pega muy rápido”, aseguró el especialista del Área de Ortopedia de la Empresa Social del Estado (ESE), Hospital 'Nuestra señora de Los Remedios' (HNSR).

El Ortopedista Carlos Vianna explicó que en este proceso hay que tener muy en cuenta que las venas, arterias y nervios sufrirán un alargamiento, al igual que el hueso. Por lo pronto al niño de 9 años de edad se le realizó una primera cirugía, la cual le permitirá mejorar su apoyo patológico. 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20