Posted by : Entre Notas Rosa miércoles, 13 de junio de 2018

El hecho sucede después del suicidio del chef y presentador Anthony Bourdain y la diseñadora Kate Spade.

En los últimos días las llamadas al 1-800-273-8255 aumentaron exponencialmente. Según expertos, se trata de personas que ya lidiaban con problemas de salud mental, a quienes estas noticias le han motivado a buscar la ayuda que necesitan. Pero, ¿es posible que un desconocido impida que alguien se suicide? ¿Cómo se puede saber que alguien tiene intenciones de acabar con su vida? Lo explicamos.

Publicado por MARÍA ISABEL CAPIELLO

12 JUN 2018 – 1:30 PM EDT


"Las terribles muertes de Kate Spade y Anthony Bourdain reflejan una creciente crisis nacional", dice la presidenta de la Asociación Estadounidense de Psicología.Andrew H. Walker/Getty Images//Jason LaVeris/FilmMagic

La semana pasada ocurrieron dos muertes por la misma causa: tanto el chef y presentador Anthony Bourdain como la diseñadora Kate Spade se suicidaron. Desde entonces, un número telefónico ha circulado incesantemente en redes sociales y páginas web. Se trata de la Línea Nacional para la Prevención del Suicidio (1-800-273-8255) que ha experimentado un aumento del 25% en el número de llamadas, según lo aseguró su director John Draper al diario The Wall Street Journal.

¿Cómo interpretar este fenómeno? ¿Acaso como efecto copy-cat o un aumento de las personas que contemplan el suicidio? La respuesta es no. Según el experto, muchas veces la conexión que sienten las personas con estas celebridades hace que enfrenten un "sentido colectivo de pérdida". Sin embargo, no debe asumirse una causalidad directa, tal y como advirtió a ese medio Alan Ross, directivo de un centro de prevención contra el suicidio en Nueva York. Aclara que estas personas ya lidiaban con problemas de salud mental y que la noticia los motiva a buscar la ayuda que tanto necesitan.

"El aumento en las llamadas, chats y textos resalta el dolor tan intenso que sienten las personas. Hay una necesidad inmensa de que haya mejores servicios de salud mental, de que haya mejor financiamiento que aumente la maravillosa labor que cada una de estas líneas de ayuda provee a sus comunidades", dice a Univision Noticias Amelia Lehto, directora de los Centros de Crisis de la Asociación Estadounidense de Suicidología.

En efecto, los índices de suicidio se han disparado en Estados Unidos. Un reporte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades reveló el pasado 7 de junio que hubo un incremento del 25% en los suicidios entre 1999 y 2016. Tan solo en 2016, 45,000 estadounidenses de 10 años o más murieron por suicidio. "Las terribles muertes de Kate Spade y Anthony Bourdain reflejan una creciente crisis nacional. El suicidio debe ser una prioridad de salud pública", dijo Jessica Henderson, presidenta de la Academia Estadounidense de Psicología en un comunicado.

¿Qué esperar de la llamada?

Cuando cualquier persona que está contemplando el suicidio llama a la Red Nacional para la Prevención del Suicidio, su llamada es transferida a centros cercanos a ella donde podrá hablar con consejeros debidamente entrenados. En su red participan más de 150 centros de este tipo.

Pese a que no ha recibido un aumento en el financiamiento federal desde 2013, está comprobado que la Línea Nacional para la Prevención del Suicidio sí ayuda a "reducir el estrés emocional y las crisis suicidas", precisa Draper.

“Muchos de estos centros ofrecen servicios adicionales como chat, mensajes de texto y centros residenciales para personas en crisis”, cuenta a Univision Noticias Amelia Lehto, directora de los Centros de Crisis de la Asociación Estadounidense de Suicidología y agrega que el financiamiento federal y local que reciben no es suficiente para atender la demanda de personas que sufren dolor emocional. "Las líneas de ayuda han estado cerrando en el país debido a razones financieras", agrega.

¿Qué se le dice a estas personas para ayudarlas a aferrarse a la vida? "Usualmente usan un modelo basado en la empatía", responde Lehto. “Lo más importante que puedes hacer por cualquiera que tenga pensamientos suicidas es escuchar lo que tienen que decir. Nos reunimos con ellos donde estén y los apoyamos en cualquiera situación que enfrenten, sin juicios ni prejuicios”, explica. “En vez de preguntar: '¿Qué está mal contigo? Hay que preguntar ¿Qué te ha ocurrido que te ha llevado a tener estos pensamientos?'”, ejemplifica.

"Si estás en una crisis suicida o conoces a alguien que lo esté espera en línea para que te conectemos con un centro local que puede brindarte ayuda”, se escucha al marcar el 1-800-273-8255. En menos de un minuto suena una música suave y atiende un consejero especializado de algún centro. También está la opción de hablar en alguien en español. “Esta persona te escuchará, entenderá cómo tu problema te afecta, te brindará apoyo y la ayuda que necesitas”, explican en la página web donde también aclaran que todo lo que allí se discuta es 100% confidencial.

El centro de llamadas funciona 24/7 los 365 días del año. Pero no sólo está disponible para ayudar a personas con pensamientos suicidas, sino también a quienes crean que alguien cercano puede enfrentar emociones de este tipo.

¿Cómo identificar si alguien está teniendo pensamientos suicidas?

La mayoría, pero no todas, las personas que contemplan la posibilidad de quitarse la vida presentan algunos rasgos. Según la Fundación Estadounidense de Prevención del Suicidio, mientras más de ellos notes, mayor es el riesgo de suicidio. Si crees que alguien conocido puede estar atravesando una situación de este tipo, no lo dejes solo en ningún momento y busca ayuda profesional de inmediato.

.Hablar de querer morirse.
.Hablar de sentirse atrapado o de padecer una tristeza insoportable.
.Hablar del ser una carga para los demás.
.Un aumento en el uso de licor o drogas.
.Buscar una forma de morirse.
.Comportamiento ansioso, agitado o irresponsable.
.Aislamiento.
.Hablar de rabia o venganza.

La pregunta incómoda, pero necesaria

El que cualquiera sepa identificar las señales de que alguien puede estar considerando quitarse la vida es tan importante como el que se atreva a hacerle la pregunta difícil: "¿Estás pensando quitarte la vida?". La campaña #BeThe1To, promovida por la Alianza Nacional contra el Suicidio busca exactamente eso.

La idea es promover cinco pasos que ayudan a la prevención del suicidio:

1. Pregunta. Hacerlo de forma abierta y directa ya derriba el tabú y demuestra que se está abierto a hablar del tema y apoyar a la persona sin juzgarla. Esto puede fomentar el diálogo sincero y permitir que se discutan los próximos pasos. Recomiendan que luego se pregunte por qué la persona está afligida y de qué manera se podría ayudarla. Muy importante: nunca prometer que se mantendrá el secreto de que el individuo está teniendo pensamientos suicidas. Igual de necesario es escuchar. "Asegúrate de tomar sus respuestas con seriedad y de no ignorarlas", insisten. "Ayúdalos a enfocarse en sus razones para vivir y no en las razones que tú consideras son las que deberían mantener a esa persona con vida". A diferencia de lo que se cree, hacer la pregunta a alguien con pensamientos suicidas no aumenta las posibilidades de que se quite la vida, sino todo lo contrario.

2. Mantén a esa persona a salvo. Tan pronto como se sepa que, en efecto, el individuo ha tenido pensamientos suicidas hay que averiguar algunas cosas para mantenerlo a salvo: ¿Ha intentado suicidarse en el pasado? ¿Ha pensando en métodos? ¿Tiene un plan detallado? ¿Qué acceso tienen al método? Con las respuestas a estas preguntas se sabrá la severidad e inminencia del peligro que enfrenta ese paciente de suicidarse. Mientras más se haya planificado y mayor sea el acceso al medio para conseguirlo, mayor es el riesgo. Estudios elaborados por la Escuela de Salud Pública de Harvard han determinado que al reducir el acceso de una persona a métodos letales, ayuda a prevenir el suicidio y que la creencia de que "si alguien quiere hacerlo, encontrará el modo" es falsa. La meta es interponer el tiempo y distancia física entre el paciente y el método escogido (como medicamentos y armas, por ejemplo).

3. Está disponible para ella. Sea físicamente, por teléfono o por otros medios, hay muchas formas de demostrarle apoyo a alguien. Siempre es recomendable que se le indique de qué modo se estará allí para ese pariente o amigo: no prometas nada que no podrás cumplir. La idea es limitar el aislamiento. Investigaciones han demostrado que la conectividad aminora el sentido de desesperanza y dolor psicológico.

4. Ayúdale a buscar apoyo profesional: indaga si la persona está consultando a un profesional de la salud mental y si contemplan al menos la opción de hacerlo. Contribuye a darle recursos como las líneas de apoyo y centros a los que pueda acudir. Otra buena manera es ayudarlos a tener un plan se seguridad que incluya cómo identificar si están empezando a tener pensamientos suicidas y a quiénes contactar en ese caso. La App My3app puede ayudar en esto.

5. No la abandones/hazle seguimiento. Después de ese primer contacto con la persona que atraviesa pensamientos suicidas y de haberla conectada con apoyo inmediato, asegúrate de hacerle seguimiento para ver cómo evoluciona. Deja un mensaje, envía un mensaje de texto o llama.

Fuente: univision.com

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20