Posted by : Entre Notas Rosa miércoles, 3 de septiembre de 2014


Rafael Ramírez pasa de PDVSA a Cancillería. Jaua, nuevo vicepresidente para Socialismo Territorial.

 
Maduro ha anunciado varias medidas pero no las ha concretado.
Foto: Reuters
Maduro ha anunciado varias medidas pero no las ha concretado.
Desde hace dos meses, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, prometió que haría “profundos cambios”. La promesa inicial fue de corte económico, un “sacudón” para corregir los desbalances de una economía que el Gobierno asegura que está fuerte y sólida, pero que en la calle se manifiesta con precios al alza y una abrumadora escasez de todo tipo.
También adelantó que estudia aumentar el precio de la gasolina y, a pesar de todas las indicaciones de que debe hacerlo, prometió no devaluar de nuevo la moneda.
Pero no hubo “sacudón” en julio ni en agosto, apenas el lanzamiento de una nueva “ofensiva económica” para intentar frenar el contrabando.
Se enfrió la discusión sobre el precio de la gasolina tanto como cualquier tentativa de que se tomen medidas de fondo para corregir el rumbo de la economía. Y ante la gravedad de la situación del país el presidente Maduro anunció este martes en la noche un “sacudón”, pero no en el ámbito económico sino en el político, fusionando algunos ministerios y creando vicepresidencias para –otra vez– una nueva etapa de la “revolución”.
Entre los cambios más importantes se destacan la salida de Rafael Ramírez de la dirección de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y del ministerio de Energía y Petróleo, cargos que ocupaba desde hace 12 años y que lo posicionaron como uno de los hombres más importantes del Gobierno, al que incluso se llegó a llamar el “zar de la economía”.
Ramírez será el nuevo canciller de Venezuela –en sustitución de Elías Jaua– y “vicepresidente de soberanía política”, que funciona como una especie de coordinador de los ministerios de Exteriores, Interior, Defensa y Comunicaciones.
Jaua pasará ahora a estar al frente de la nueva vicepresidencia de Desarrollo del Socialismo Territorial y nuevo ministro de Comunas y Movimientos Sociales.
Al frente de PDVSA quedó uno de sus principales directivos, Eulogio del Pino, mientras que el ministerio de Energía lo ocupará Asdrúbal Chávez, primo del fallecido presidente Hugo Chávez y también con varios años en la directiva de la empresa.
Al frente de la vicepresidencia económica queda el general Marcos Torres, lo que se interpreta como una nueva “cuota de poder” entregada al sector militar.
Maduro reflotó la idea de sectorizar el ejercicio de gobierno como lo hizo Chávez en 2006, cuando lanzó los “cinco motores de la revolución”, lo que el hoy presidente bautizó como “cinco revoluciones” –la económica, la del conocimiento, la de las “misiones” sociales, la política y la del “socialismo territorial”–, cada una liderada con una vicepresidencia.
Además señaló que estos cambios forman parte de su plan para establecer el “sistema nacional de buen gobierno”, que en el fondo demuestra la dura situación que atraviesa Venezuela y la necesidad de tomar acciones o aparentar que las toma.
Son decenas las manifestaciones de descontento que cruzan el país cada día por la inseguridad y los problemas económicos.
Estas se suman a un decaimiento en la percepción sobre la gestión del Gobierno. La última encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos muestra que el 77,3 por ciento de los venezolanos evalúan como negativa la situación del país.
Y ahora rezan el Chávez nuestro
Lejos del pragmatismo que buena parte del país reclama en la ejecución de las políticas públicas, el partido de gobierno cerró el lunes pasado una jornada de formación de cuadros políticos con una consigna inusual, la lectura de un padre nuestro modificado y convertido en Chávez nuestro, una oración para los delegados del partido, que mezcla las formas propias de la oración cristiana con conceptos políticos que repite sin cansancio el discurso revolucionario.
No es el primer padre nuestro elaborado usando como figura central al fallecido presidente Hugo Chávez (incluso hay un credo para el ‘comandante’), pero sí el más politizado de todos.
“Chávez nuestro que estás en el cielo, en la tierra, en el mar y en nosotros, las y los delegados.
Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu legado para llevarlo a los pueblos de aquí y de allá.
Danos hoy tu luz para que nos guíe cada día, no nos dejes caer en la tentación del capitalismo, y líbranos de la maldad de la oligarquía, del delito del contrabando porque de nosotros y nosotras es la patria, la paz y la vida.
Por los siglos de los siglos. Amén. Viva Chávez”.
VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20