Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 8 de septiembre de 2014



El ingenio colombiano se ve en nuevos productos que irrumpen en el país para luego exportarse.




Por:   | 

12:33 a.m. | 5 de septiembre de 201

 
El empaque natural es la clave de Frutosos.
Foto: Archivo particular
El empaque natural es la clave de Frutosos.
Naves en miniatura no tripuladas que algunos llaman ‘drones’, helados de fruta empacados en su propia cáscara y un juego de tejo electrónico son apenas una muestra de la creatividad de los nuevos empresarios colombianos.
Muchos de ellos sacan sus ideas adelante y están vinculados a Propaís, una entidad de carácter mixto integrada por 9 organizaciones públicas y 70 privadas, que se encarga de impulsar las empresas con su estrategia ‘Compre colombiano’.
María Lucía Castrillón Simmonds, gerente de Propaís, dice que a esa campaña se han vinculado en los últimos tres años 7.250 micro, pequeñas y medianas empresas, localizadas en 397 municipios de 28 departamentos del país.
Microempresas de todos los sectores
En la lista de microempresas que impulsa Propaís figuran productos químicos, de artesanías y de sectores como alimentos. Aquí aparece la firma Bufarella, de La Dorada (Caldas), que produce queso ‘mozzarela’ de leche de búfalo.
El dueño de la firma, Carlos Valbuena, dice que está ampliando su mercado a otras regiones del país, como Bogotá y Cali. También se destaca una microempresaria de Puerto Gaitán (Meta) que llegó a Cúcuta desplazada por la violencia. Luego de trabajar como empleada del servicio se dedicó a vender aguas aromáticas y hoy tiene un proceso tecnificado.
Helados de fruta en su cáscara
Frutosos es una empresa paisa que compite en el mercado de los helados con un producto especial y muy distinto de los que se encuentran tradicionalmente en el comercio.
Se trata de helados de fruta empacados en su propia cáscara, lo que los hace originales y les da un sabor natural.
La compañía nació hace dos años por iniciativa de la sicóloga Jessica Montoya y su esposo, Juan Camilo Ramos, un terapeuta especialista en farmacodependencia, cocinero aficionado y amante de los postres.
“Un día, mi esposo hizo helado de piña y la duda que le surgió era sobre cómo empacarlo. Yo le dije en broma que lo hiciera en la propia cáscara y le gustó la idea. Lo ofrecimos a amigos y familiares y fue un éxito total, al punto de que dijimos: ‘Ahí está el negocio’ ”, dice Jessica.
Hoy, la microempresa ofrece helados de manzana, feijoa, guayaba, pera, banano, mango, piña, coco, maracuyá, lulo y hasta aguacate.
Las frutas que no se envasan en su misma cáscara, como la uva y la fresa, se combinan con otras elementos, como los pétalos de rosa. Frutosos tiene sede en Envigado y vende sus productos en Medellín.
Los empresarios están tramitando el registro del Invima y la meta es ampliarse al mercado nacional y exportar.
Naves en miniatura con control remoto ‘made in’ Colombia
Flycam-RC es una empresa paisa que ensambla lo que su propietario, Wilson Madrid, denomina ‘equipos multirrotores’.
“No se pueden llamar drones porque estos tienen total autonomía y los que yo construyo se manejan a control remoto”, dice el empresario.
La empresa ensambla hexacópteros (seis rotores), que se utilizan principalmente en tomas de imágenes aéreas.
¿Se pueden usar para espionaje? “Hay quienes dicen que estos equipos sirven hasta para gatear a las vecinas y, dándoles mal uso, los multirrotores son capaces hasta de llevar y accionar un arma”, asegura Wilson Madrid.
El de tricópteros y hexacópteros, negocio que crece.
Uno de sus equipos fue el primero en tomar imágenes aéreas del edificio Space de Medellín tras su caída, y las imágenes se vieron por los canales de la televisión nacional.
La empresa lleva cinco años en el mercado y su propietario dice que, si bien equipos similares se pueden ver en aeromodelismo, sus ‘naves’ son mucho más avanzadas y especiales.
“Comenzamos como ‘hobby’ y a traer la parte electrónica para ensamblar. Empezamos con pruebas de tricópteros (tres motores) y seguimos avanzando a equipos de seis y ocho motores”, cuenta. Las partes las trae de Estados Unidos, República Checa y China.
Tejo, con la ‘mecha’ de la tecnología
Un juego ancestral y tan colombiano como el tejo, que se practica en un ambiente de greda y ‘pola’, ya tiene un avance futurista: el tecnotejo.
No se trata de un juego virtual para una consola electrónica que se practica desde la comodidad de un sofá, sino de una cancha real, en la que se lanza un tejo de verdad, solo que en vez de caer en greda o plastilina lo hace en un blanco con sensores electrónicos, que emiten el sonido de la mecha tradicional.
Alexánder Mojica, el inventor y dueño de la patente del tecnotejo a través de su empresa The Monkeymono SAS, dice que esta modalidad del llamado deporte nacional la pueden practicar desde el padre de familia y su esposa hasta sus hijos.
Las canchas del tecnotejo se ubican en cualquier lugar.
Los tejos electrónicos tienen pesos que van desde los 250 a los 450 gramos, inferiores a los tradicionales, que oscilan entre la libra y la libra y media.
El empresario señala que se lleva a cabo un proceso con la Federación Colombiana de Tejo y la Liga de Bogotá para crear una modalidad de tecnotejo en el país.
FERNANDO GONZÁLEZ P.
Subeditor Economía y Negocios

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20