Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 5 de mayo de 2014

Por Ignacio Rafael Escudero Fuentes
Ex futbolista de la Selección Juvenil de Futbol de Colombia, Chile 1974

En  La Guajira, se pueden continuar construyendo escenarios deportivos buenos como los existentes, se pueden asignar todos los miles de millones que queramos, pero si no se implementan programas y ejecutan los Campeonatos necesarios para el proceso de Iniciación, Formación y Fundamentación Deportiva, difícilmente tendremos deportistas altamente competitivos y consecuencia lógica,  seguiremos siendo el hazme reír en cuantos eventos nacionales participemos.

En La Guajira, desde cuando era Comisaría, luego Intendencia y finalmente Departamento (1 de julio de 1965), en particular Riohacha, practicar deporte era una pasión, sobre todo el fútbol.

No obstante la inexistencia de escenarios deportivos dignos y reglamentarios, salvo los ‘estadios’  ‘El Salaito’, en el Barrio Arriba y  ‘Calancala’, en el Barrio Abajo, el ultimo construido en los años 50’s cuando asumió el cargo como presidente de la República el General Gustavo Rojas Pinilla, el segundo donde se inició el astro guajiro Arnoldo Iguarán Zúñiga.

El fútbol se jugaba, además, en cuantos terrenos disponibles existente en el perímetro urbano de esta municipalidad.

No obstante, la carencia de espacios deportivos adecuados y reglamentarios para la práctica del futbol, surgieron futbolistas como Heriberto Salas Vangriecken, Juan Palacio Brugés, Marcos Palacio López, Pedro Gómez Gómez, Leonídes Deluque, hermanos  Escudero Fuentes,  Bautista Siosis,  Caicedo Maestre, Torres, Alfredo Griego, Arnoldo Iguaran Zúñiga, Carlos Romero Quintana, Yosbida Fuentes González, Harold  Freyle Melo, solo por mencionar algunos, porque existen muchísimos más con igual mérito.

La gran mayoría de ellos crecieron - más bien crecimos - , silvestre como la verdolaga,  solo por la perseverancia y el entrenamiento permanente se logró perfeccionar  la técnica de este deporte.

El fomento del futbol era más por el patrocinio del incipiente comercio existente en la ciudad (hotel Almirante Padilla, ferretería  Lisandro Gómez Castro, almacén Aidée, periódico El Imparcial Guajiro,  Droguería San Marcos, etc.), en las escuelas y colegios públicos  (Las Américas, Maestro Enrique Lallemand, Liceo Padilla, Divina Pastora), se realizaban los juegos Inter cursos, la Liga realizaba los distintos Campeonatos, dando prelación a los niños y jóvenes (Torneos Pre Infantil, Infantil, Pre Juvenil y Juvenil), en fin existía un fervor deportivo y la dinámica de entrenamiento y competencia también era permanente, consecuencia lógica la obtención de futbolistas con estado físico optimo y técnicamente bien fundamentado.

El reclamo permanente e insistente a la clase político - administrativa y al sector privado, era una mayor presencia y apoyo al deporte, sobre todo con la construcción de infraestructura digna acorde con las exigencias de la niñez y juventud , ávida de mejores condiciones locativas para poder desarrollarse en ese deporte.

Hoy, gracias al programa de infraestructura deportiva ejecutado en el segundo mandato del gobernador Jorge Pérez Bernier (2007-2011), obras terminadas en su gran mayoría en el gobierno del gobernador Juan Francisco Gómez Cerchar (2012-2015), contamos con escenarios deportivos que están a la altura de otros en el país.

Paradójicamente, no tenemos campeonatos organizados por los organismos competentes, salvo la proliferación de torneo para adultos mayores, los cuales apoyamos.

Empero, desaparecieron en las escuelas, colegios e Instituciones Públicas los Campeonatos Inter cursos, los campeonatos organizados por la Liga de Fútbol Pre infantiles, Infantiles, Pre juveniles, y Juveniles, indispensables para lograr dinámica de competencia y así poder lograr participación digna a nivel nacional en los campeonatos organizados por la División del Fútbol Aficionado  - DIFUTBOL -.

La pregunta del millón es: ¿Qué pasa con los campeonatos para niños y jóvenes?

En  La Guajira, se pueden continuar construyendo escenarios deportivos buenos como los existente, se pueden asignar todos los miles de millones que queramos, pero si no se implementan programas y ejecutan los campeonatos necesarios para el proceso de Iniciación, Formación y Fundamentación Deportiva, difícilmente tendremos deportistas altamente competitivos y consecuencia lógica,  seguiremos siendo el hazme reír en cuantos eventos nacionales participemos.

Los dirigentes del fútbol y el deporte en general en la península (sector público y privado), deben adquirir conciencia en este sentido y actuar en consecuencia, porque de lo contrario, continuar haciendo más que lo mismo, sería como echar agua salada al mar Caribe.

Adenda 1: Los dirigentes del deporte asociado, entiéndase Ligas y Clubes Deportivos deben pasar de mendigos a verdaderos gerentes deportivos.

Adenda 2: A La Guajira le convendría reducir ostensiblemente las participaciones nacionales, mientras organizamos la casa.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20