Posted by : Entre Notas Rosa miércoles, 28 de mayo de 2014


¿Hospitales sin remedio?

La dramática situación de la red pública hospitalaria del país no es ajena a la red pública de los Hospitales de La Guajira, las deudas que pasan de los $ 80.000 millones de pesos y una cartera que no alcanza a los $ 25.000 millones de pesos son la espada de Damocles, resultado de errores gerenciales del pasado y algunos del presente.

“El estado financiero de los hospitales es el principal problema, entre las múltiples causas podemos identificar: el crecimiento desmesurado de la planta de personal, las nóminas paralelas, los despilfarros, actos de ineficiencia administrativa y franca corrupción, falta de una política pública hospitalaria, convenciones colectivas que desangran el presupuesto, modalidad de contratación de servicios que incentivan la ineficiencia, transformación de subsidios de oferta en subsidio a la demanda, régimen de transición prolongado en la seguridad social, la proliferación de IPS indígenas y privadas, la falta de compromiso y otros más”, manifiesta el Secretario de Salud del departamento de la Guajira, Jorge Juan Orozco Sánchez.

El Secretario además revela que ‘La crisis hospitalaria pública en La Guajira y en el país no es un fenómeno sencillo; se trata de un problema multicausal que viene exacerbándose con la implementación del Sistema General de Seguridad Social en Salud, a este fenómeno debemos sumar la “politiquería” que conduce a burocratización innecesaria desde los mismos entes territoriales.

Para la muestra baste un botón, los alcaldes en su mayoría manifiestan que queremos volver sus hospitales unos puestos de salud y nosotros analizamos que son los puestos que ellos exigen a las gerencias unos de los factores que hoy afectan la sostenibilidad de los mismos’.

La Guajira cuenta con 16 hospitales públicos y según la Resolución de Riesgo Financiero emitida por el Ministerio de Salud, 14 de ellos se ubican en bajo, medio y alto riesgo lo que los enfrenta a un panorama incierto, es ahí donde el departamento responsable y técnicamente construye una propuesta que protege los intereses del paciente, del usuario y de los empleados del sector.

Antes que pensar en liquidar o fusionar hospitales, se deben buscar soluciones que ayuden a los hospitales públicos a salir adelante y así no perjudicar a los pacientes, en especial a aquellos habitantes de poblaciones pequeñas y apartadas, en general la mayoría de los hospitales con un apoyo financiero, organizando sus ingresos y egresos, recuperando cartera morosa y con la incursión de EPS que garantizan mejor flujo de caja, y más giro directo a las IPS públicas, mejorarán su situación fiscal y financiera en un proceso de mediano y largo plazo, y algunos de corto plazo.

Con relación a esta situación el secretario de salud del departamento de La Guajira declara ‘Es lo que vemos en la mayoría de ellos, continúan con costos elevados y bajo recaudo y falta de organización entre las mismas administraciones municipales para presentar una contrapropuesta al Gobierno Nacional’.

El Secretario de Salud de La Guajira, Jorge Juan Orozco Sánchez puntualizo: ‘Otro de los factores agravantes de la crisis ha sido la proliferación no planificada de IPS del sector indígena, algunas de las cuales creadas en viviendas no edificadas para prestar servicios de salud, para funcionar y competir con la Red Pública.

Este crecimiento en el número de IPS no obedece a la iniciativa planificada del departamento, sino al interés particular de hacer empresa.

Sencillamente, las deficiencias de la Red Pública han sido interpretadas por el sector privado como oportunidades de creación de negocios que satisfagan la demanda de servicios, los hospitales no quieren modernizarse ni ser competitivos’.

Por otro lado, la integración vertical, es decir la posibilidad de que los aseguradores cuenten con IPS propias, ha generado un fenómeno de sobre oferta de servicios en algunos municipios y carencia en otros, así como la pérdida de oportunidades de acceso al mercado por parte de los hospitales públicos.

Este es el panorama que no quieren ver algunos alcaldes y gerentes y desde esta sectorial no diremos lo que ellos quieren escuchar sin no de una manera responsables diremos y haremos las recomendaciones que nos permitan brindar con calidad y oportunidad unos servicios de salud dignos para todos los guajiros.

Señalados estos puntos, cabe concluir que el problema de los hospitales públicos es, en última instancia, el problema del Sistema y debe ser abordado desde esta compleja perspectiva, de modo que el hecho de recortar el gasto de personal o el de conseguir partidas presupuestales, pueden servir para solucionar la crisis inmediata, pero no se constituyen en la verdadera solución, definitiva y de largo plazo, para las Empresas Sociales del Estado.

“Señores alcaldes, alcaldesas, gerentes, sindicato, dirigentes (Congresistas, Diputados, Concejales) si no dejamos de lado las diferencias y nos unimos por un bien común seguiremos viendo una Guajira enferma y sin oportunidades, un cuerpo y una mente enferma no nos hace nada bien” concluyo el alto funcionario de la salud en La Guajira, Jorge Juan Orozco Sánchez.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20