Posted by : Entre Notas Rosa viernes, 23 de mayo de 2014

El Gobierno asegurá que no es por la mora, sino por el desvío de aviones para el Mundial.

 
Air Canada
Foto: ARCHIVO
Air Canada
"Sí, conseguimos algún pasaje, o dos, pero porque somos las mártires de la computadora, estamos todo el día dándole a una tecla para ver si encontramos un cupo, pero vendemos mucho menos de la mitad que vendíamos antes, y eso porque hay gente desesperada por viajar".
El testimonio es de una veterana vendedora de tiquetes aéreos de Caracas -que pide el anonimato para no comprometer a su agencia de viajes- y refleja lo que en Venezuela se llama "la crisis de las aerolíneas" producto de la deuda que sostiene el gobierno del presidente Nicolás Maduro con las principales empresas de transporte aéreo que operan en el país y que ya alcanza los 4.000 millones de dólares.
Este cese de pagos se advirtió a mediados del año pasado, y desde entonces el Gobierno y las empresas iniciaron conversaciones para estudiar cómo podría cancelarse la deuda. Sin embargo, estas son las alturas que no se ha pasado de las promesas a los hechos.
De hecho, el último informe del Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX, antiguo CADIVI) reconoce que solo en 2013 se le entregó a este sector 78 por ciento menos de las divisas que le correspondía y la decisión de la mayoría de las aerolíneas, para paliar el crecimiento de la deuda y también como medida de presión, ha sido recortar drásticamente la frecuencia y la capacidad de sus vuelos.
Otras, como Air Canada y Alitalia optaron por cancelar todos sus vuelos desde y hacia Venezuela, Lufthansa y TAP redujeron al mínimo sus operaciones, mientras que Air France e Iberia solo venden a través de sus páginas web a quienes puedan cancelar en dólares o euros. En los casos en que, con algún golpe de suerte, se consigue comprar un pasaje en bolívares, este tiene un precio prácticamente inalcanzable, con el que las aerolíneas estiman que pueden cubrir sus costos de operación mientras se mantiene la deuda.
"Esta misma semana conseguí un pasaje a Madrid a 37.000 bolívares (3.274 dólares al cambio oficial para viajes), pero el cliente no me confirmó enseguida y al día siguiente, el mismo vuelo, estaba en 76.000 (6.725 dólares)", cuenta la misma operadora.
El tremendo desajuste en los pagos también ha generado irregularidades como que algunas aerolíneas –sobre todo estadounidenses- ya no venden en Venezuela pasajes "flexibles", es decir, susceptible a cambios sin pagar penalidad, aún cuando se trate de tiquetes en las clases más costosas. También aumentaron la penalidad de 100 a 300 dólares.
Tanto la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) y la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) se pronunciaron advirtiendo que el país corre el riesgo de ver el cese de operaciones de sus afiliados y, con ello, quedar aislado.
"Es evidente que las aerolíneas no pueden invertir en ofrecer un servicio, acordar el pago con sus clientes, operar y luego no cobrar porque un tercero decide que no quiere que cobren. La última cosa que quiere IATA y las aerolíneas es que Venezuela pierda su conectividad aérea, pero es una posibilidad real si el gobierno no desbloquea los fondos", declaró al diario El Universalel portavoz de IATA, Jason Sinclair.
Por su parte, la ALAV destacó en su último informe que las aerolíneas latinoamericanas han reducido hasta 40 por ciento su actividad en Venezuela. Avianca, entre ellas, ha reducido 66 por ciento de sus operaciones, según cita El Nacional. Hasta la fecha no se vislumbra una solución cercana al problema, que el Gobierno no reconoce como tal de acuerdo a las últimas declaraciones del vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, quien declaró públicamente que las aerolíneas "están desviando aviones para el Mundial de Fútbol, pero no es que se están yendo del país".
¿Por qué hay deuda?
Desde que existe el control de cambio en Venezuela, hace 10 años, las aerolíneas y agencias de viajes están obligadas a vender los tiquetes en bolívares multiplicando su precio del dólar (pues los tiquetes están tasados en el mercado internacional en esta moneda) al cambio oficial, que actualmente para todo lo relacionado con viajes es de 11,3 bolívares por dólar.
Estos bolívares son entregados al Banco Central, que debe devolver el importe en divisas –moneda extranjera- que es con lo que operan las aerolíneas. Desde el año pasado, en algunos casos incluso desde finales del 2012 –cuando el dólar oficial estaba a 4,3-, no ocurre esta devolución.
VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
CARACAS

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20