Posted by : Entre Notas Rosa miércoles, 21 de marzo de 2018

El hígado es uno de los órganos más importantes en el cuerpo y desempeña muchas funciones vitales para mantener nuestro funcionamiento normal y nuestra salud en general. Es muy importante cuidar nuestro hígado, porque en virtud de su función, este órgano está expuesto a una serie de toxinas y sustancias muy dañinas. Puedes hacerlo fácilmente con estos 15 alimentos que probablemente ya tengas en tu refrigerador.



Las muchas funciones del hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes en el cuerpo humano y tiene muchas funciones diferentes, la mayoría de las cuales están relacionadas con el mantenimiento de la salud del sistema digestivo y nuestro sistema inmunológico. Entre las funciones del hígado están:

Almacenamiento de exceso de vitaminas y minerales para un uso posterior.
Producción de fluido biliar esencial para la digestión.
Limpiar toxinas y productos químicos que penetraron el cuerpo a través de los sistemas respiratorio, digestivo y de la piel.
Conservación de energía mediante el almacenamiento de azúcar en forma de carbohidratos, glucosa y grasa.
Junto con los riñones, el hígado filtra la sangre que llega a los diversos sistemas corporales.
Producción de proteínas esenciales para el crecimiento.
Producción de materiales de coagulación que detienen el sangrado en caso de lesión.
Protección del sistema inmune contra bacterias y contaminantes nocivos.

Cómo identificar cuando el hígado está dañado

Debido a la actividad de limpieza de toxinas del cuerpo, la acumulación de toxinas en el área del hígado puede causar una disminución en el funcionamiento. El deterioro afecta a muchas áreas y se puede identificar por los siguientes signos:

Piel amarilla
Boca seca
Orina oscura
Cambios extremos de peso
Pérdida de apetito
Crecimiento de mamas (en hombres)
Dolor de artritis
Diarrea
Sensibilidad en el área del hígado

Alimentos para limpiar el hígado

Es muy importante proteger el hígado para que funcione mejor. Los siguientes alimentos son excelentes soluciones naturales para tratar problemas hepáticos, ya que contienen componentes naturales que ayudan a limpiarlo.

 1. Zanahorias


Las zanahorias son una fuente excelente de glutatión, una sustancia compuesta por 3 aminoácidos diferentes que actúa como un potente antioxidante, especialmente eficaz en la desintoxicación del hígado. Además, las zanahorias también contienen una gran cantidad de betacaroteno, la sustancia que pasa por un proceso en el cuerpo que lo convierte en vitamina A.


Al igual que las zanahorias, los tomates también contienen grandes cantidades de aminoácidos necesarios para desarrollar el antioxidante glutatión, que limpia el hígado de todas las toxinas que se han acumulado en él. Además, los tomates contienen una cantidad significativa de licopeno, que ha demostrado ser esencial en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares, así como en la lucha contra el cáncer.



3. Pomelo rojo

El pomelo rojo es muy similar al pomelo amarillo en términos de valor nutricional, pero el pomelo rojo es más saludable porque contiene más vitamina C. El pomelo es esencial para desintoxicar el hígado porque contiene no menos de 18 aminoácidos diferentes, esenciales para el cuerpo humano.


La espinaca es un alimento muy saludable y beneficioso para el cuerpo que nos proporciona muchas vitaminas y minerales y es especialmente conocido por su gran contenido de hierro. La espinaca ayuda a limpiar el hígado a través de su capacidad para estimular la acción de las enzimas que descomponen las toxinas. Se recomienda comer hojas frescas de espinaca para aprovechar al máximo sus beneficios.




Comer repollo fresco estimula una cadena de acciones que causan, entre otras cosas, la producción de enzimas que descomponen las toxinas acumuladas en el hígado y ayudan a limpiarlo. Además de su capacidad para limpiar el hígado, el repollo también contiene compuestos que actúan como antiinflamatorios y nos ayudan a recuperarnos rápidamente de diversas enfermedades.


La cúrcuma es una de las especias más recomendadas para mantener la salud del hígado debido a su capacidad para producir enzimas que eliminan los componentes cancerígenos que se acumulan en el hígado y otros sistemas corporales.




Las nueces son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, y los aminoácidos arginina y glutatión, que limpian el hígado de cualquier toxina acumulada. En algunos estudios, se ha demostrado que las nueces son especialmente eficaces para mantener un cerebro sano y afilado en edades avanzadas.


El aguacate ya ha sido reconocido como uno de los alimentos más saludables, gracias a su alta concentración de nutrientes esenciales y beneficiosos. Entre estas sustancias se encuentra una enzima que causa que el hígado produzca glutatión, manteniendo así su limpieza y funcionamiento adecuado.




Las manzanas también contribuyen a la salud del hígado, aunque indirectamente. Las manzanas contienen pectina y muchas fibras dietéticas, dos componentes responsables de la limpieza de los residuos de los intestinos, lo que facilita el funcionamiento del hígado, lo que permite cuidar mejor el resto del cuerpo y a sí mismo.



10. Coles de Bruselas

Las coles de Bruselas son particularmente ricas en azufre, que activa las enzimas en el hígado responsables de limpiar y vigorizar este importante órgano. Las enzimas activadas por las coles de Bruselas son particularmente efectivas en la limpieza de toxinas debido a la contaminación ambiental.


Al igual que las coles de Bruselas, el ajo también contiene grandes cantidades de azufre, que ayudan a limpiar el hígado. Además del azufre, el ajo también contiene los minerales alicina y selenio, que también se utilizan para eliminar las acumulaciones de toxinas del hígado.


El brócoli es particularmente rico en clorofila, el químico que le da a las plantas su color verde. En el cuerpo humano, la clorofila puede usarse para absorber toxinas ambientales y neutralizar la actividad de otras varias toxinas.



13. Coliflor

Comer coliflor, así como otras verduras crucíferas, dará como resultado una mayor producción de glucosinolato, que nos ayuda a eliminar todas las toxinas y carcinógenos de nuestro sistema.



Los espárragos se consideran diuréticos, lo que significa que nos hacen producir más orina y, por lo tanto, nos ayudan a eliminar una gran cantidad de toxinas que pesan mucho sobre los riñones y el hígado.


El consumo de granos ricos en gluten, como la harina normal, por ejemplo, causa la acumulación de toxinas en el hígado. Para evitar este efecto negativo, intente reemplazar estos granos con granos saludables alternativos, como quinua, alforfón o tapioca.



Reproducido de todo-mail.com

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20