Alcaldía Distrital realizó jornada de sensibilización en las playas de Riohacha

La campaña se realizó con el objetivo de alertar a la ciudadanía sobre los riesgos del uso inadecuado de las playas locales. En la jor...

Posted by : Entre Notas Rosa viernes, 7 de julio de 2017

Por
Ignacio Rafael Escudero Fuentes



Los devotos que vinieron por votos a La Guajira, tienen una deuda histórica que saldar con este pueblo que cada día se hunde en la miseria, desesperanza y el olvido de las esferas nacionales de gobierno. 

Además, del estigma y la señalización a que hemos sido sometidos por la indelicadeza al parecer, – no está probado - de algunos servidores públicos en el manejo de los recursos que son de todas y todos los guajiros. Situación ésta que, no es diferente al comportamiento de los mandatarios a lo largo y ancho del territorio nacional.

Es cierto que, desde que se implementó en la Constitución de 1991, la Circunscripción Nacional para la elección del Senado de la República, cuya finalidad fue, facilitar el acceso de nuevas fuerzas políticas y/o de minorías políticas al Senado, disminuir o acabar con las prácticas electorales clientelistas llevadas a cabo por los grandes ‘Barones Electorales’ y la creación de un espacio de representación de los intereses nacionales a través de políticos de perfil nacional. La realidad, para departamentos como La Guajira, es que fue peor el remedio que la enfermedad.

Lo que ocurrió, fue la avalancha de candidatos que vinieron con ‘tulas’ y torcieron la voluntad ciudadana que al final entregaron el voto por un plato de lentejas, cercenando con ello la posibilidad de contar con un Senador y cuyo reflejo es irrebatible por el trato indigno y grosero que estamos recibiendo de las altas esferas de poder nacional.

Discrepo, respeto, pero no comparto la opinión de quienes piensan que lo más conveniente es pasar factura de cobro a quienes elegimos los guajiros, sobretodo que en la actualidad grandes decisiones como la nacionalización de La Universidad de La Guajira, reforma al Sistema General de Regalías, Estampilla Pro Universidad de la Guajira, entre otros, están para debate en esa corporación y sanción presidencial.

Pienso todo lo contrario, debemos solicitar respetuosamente, pero con determinación a los Senadores, -como supieron hacer nuestros Representantes a la Cámara-, que en estos y otros casos de trascendental importancia tramitan en el poder central que benefician a nuestros conciudadanos para que se coloquen la numero 10, no de la tricolor sino de la bandera verde y blanco en defensa de los intereses del departamento.

¿Quiénes son los Senadores que están en deuda con los guajiros? 

Bernardo Elías, José Alfredo Gnecco, Antonio Guerra de la Espriella, Álvaro Uribe Vélez, Armando Benedetti, Roberto Gerlein, Horacio Serpa, Arturo Char, Efraín Cepeda, Musa Besaile, Jorge Gechen, Daira Galvis, José Name, William Chamorro, Hernán Andrade, Bernabé Celis, Eduardo Pulgarín y Lidio García Turbay, entre otros. Los estamos observando y esperando.

El debate electoral es como el hambre, ‘va y viene’, al igual que la celebración de nuestra fiesta patronal del 2 de febrero cuando los guajiros con nuestras mejores galas celebramos las fiestas religiosas de la Virgen de Los Remedios o de ‘La Vieja Mello’ como cariñosamente la llamamos. 

Pero, los grandes políticos del país, con presidente y ex presidentes a bordo, vienen a pedir a nuestra patrona su unción para obtener votos. Para los guajiros, éste debe ser el escenario idóneo para solicitar ‘Rendición de Cuentas’, de gestiones y ejecutorias a cada uno de ellos para beneficio del colectivo peninsular. Esta es nuestra oportunidad, no tenemos de otra. 

Cuando rasgueaba el artículo, escuche por la radio la visita próxima del señor presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, escenario propicio para que escuchemos al mandatario los avances de la política pública de su gobierno en beneficio del departamento. Ojalá, con soluciones, que durante su visita se permita el análisis, la discusión y el disenso frente a la cruda realidad que vivimos, donde las obras públicas brillan por su ausencia y la recesión económica está en el pico más alto de la historia político – administrativa del departamento de La Guajira. 

Bienvenido señor presidente, ojalá usted y los senadores en esta oportunidad sean portadores de buenas noticias: Ahora, más que nunca… rechazamos la estigmatización, la exclusión y el abandono oficial. 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20