Eva & Adanes promueve foro ‘Tejiendo Esperanzas' en Uribia

El evento se realizará el sábado 26 de Agosto en el Centro Cultural de Uribia partir de las 10:00 de la mañana, con entradas gratuitas. ...

Posted by : Entre Notas Rosa martes, 23 de mayo de 2017

La corresponsal de Folha de São Paulo para América Latina habla sobre los retos de hacer periodismo de análisis y los temas que marcarán la agenda de la región en los próximos años.



Foto: Guillermo Legaria.


Por José Fajardo, relator
Desde Evo Morales a Juan Manuel Santos, de Enrique Peña Nieto a Mauricio Macri o 'Pepe' Mujica, la periodista brasileña Sylvia Colombo ha entrevistado a la mayoría de líderes latinoamericanos como corresponsal en la región para Folha de São Paulo, el diario donde escribe desde hace más de dos décadas. Inmersa en un proceso de renovación editorial cuyos resultados se verán en los próximos meses, esta cabecera ha decidido apostar, sin dejar atrás sus principios de independencia y pluralismo, por un mayor enfoque en el análisis para adaptarse a los nuevos retos del periodismo.

Sylvia Colombo compartió con otros 15 colegas su visión sobre la importancia de la investigación y el contexto en las noticias durante el Taller Periodismo de Análisis de América Latina con el maestro Michael Reid, organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y ProColombia-Marca País, con el apoyo de Andiarios, que tuvo lugar en Bogotá del 24 al 28 de abril.

En esta entrevista, la periodista brasileña habla sobre sus inquietudes acerca de la profesión y desvela las herramientas que utiliza en el día a día para estar atenta a todo lo que pasa en Latinoamérica. Aunque actualmente vive en Buenos Aires (Argentina), viaja constantemente por toda la región: desde 2011 ha cubierto las elecciones de México, Colombia, Bolivia, Uruguay, Ecuador y Argentina, entre otros países.

¿Cuál ha sido el mayor desafío que le ha tocado explicar a sus lectores?

Argentina es siempre un desafío, los argentinos siguen la política como los brasileños el fútbol, es una cosa medio novelesca, si estás muy metido ahí no logras explicar el contexto general pues ocurren muchas cosas entre bastidores. En la práctica, lo más difícil ha sido la victoria del No en el Plebiscito de octubre de 2016 sobre el proceso de paz en Colombia. El brasileño medio pensaba en el acuerdo como un pacto entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc para terminar una guerra. Y punto. Es complejo explicar que también implicaba transformaciones en la sociedad y en el campo, algo que los sectores más conservadores veían como un ataque a su forma de vida.

¿Cómo aplica el análisis en su trabajo diario?

Soy una corresponsal de noticiero, lo más importante que hago es reportar noticias. Incluir cada vez más contexto y análisis en los reportajes, sin tomar posición pero explicando las consecuencias de los hechos, es una tendencia internacional que en Folha tratamos de seguir. Es algo que siempre ha estado en el periodismo, pero en esta época en que la gente lee mucho pero muy rápido, es necesario un experto que sepa ordenar la información. El lector ve muchos titulares pero no tiene un retrato del conjunto. No quiero un periodismo basado en lectores que leen una noticia en un promedio de nueve segundos y pasan a otra, el análisis es necesario para poner orden en el actual bombardeo de información.

¿Cuáles son sus medios y analistas de referencia?

Mi prioridad es Argentina: es un país clave para la audiencia de mi periódico en Brasil, por la cercanía y los vínculos económicos y de influencia política. Por la mañana leo Folha y medios brasileños como O Globo y O Estado de São Paulo. Después me informo sobre la actualidad en Argentina a través de Clarín y Nación. Y finalmente trato de averiguar qué ha pasado en la región. Hablo con colegas periodistas que viven en otros países y pido consejos a analistas. No me toca cubrir las noticias del día a día, sino buscar enfoques especiales. Recibo newsletters, como Latin American Daily Briefing, y estoy suscrita a The Economist y The New Yorker. También leo en papel la edición en portugués de El País, eso es parte del ritual. En general es un proceso anárquico, no tengo un método. La vida del periodista hoy es estar conectada todo el tiempo.

¿A qué retos se enfrenta el periodismo?

Hay que tener mucho cuidado a la hora de formar a los nuevos periodistas que van a trabajar en lo digital. El reto sigue siendo el mismo: informar en profundidad. Aunque una nota salga solo en Internet, no quiere decir que no deba cumplir los requisitos tradicionales: el trabajo de investigación, dar voz a las distintas partes, comprobar la información

En Brasil el caso de corrupción de Odebrecht ha supuesto un nuevo reto: ¿cómo se pude conseguir un balance entre la credibilidad y la inmediatez informativa que exige la web? Es importante que un periodista viaje al terreno y aprenda con la práctica, pero también que conozca la teoría. Además de Periodismo, yo estudié Historia y realicé una maestría sobre Latinoamérica especializada en el siglo XIX en Argentina. Esos conocimientos me han sido de gran utilidad. En mi blog ofrezco una mirada un poco más personal, es donde pongo más de mí misma.

¿Dónde estarán los temas importantes de la región durante los próximos años?

El futuro de Venezuela es importantísimo para todos, y para Brasil especialmente, pues ambos países han tenido una relación muy cercana durante la historia política reciente: los últimos dos gobiernos del Partido de los Trabajadores eran próximos al chavismo hasta cierto momento; además está el asunto de la frontera: los venezolanos que están llegando y cuál es nuestro compromiso con este país vecino que pasa por una crisis humanitaria.

Otro tema al que hay que poner atención es la dinámica de bloques económicos en la era Trump: si Mercosur se va a acercar al Pacífico, si México va a mirar más al sur y las consecuencias de todo ello. Aparte, será clave lo que vaya a pasar en Brasil. He escuchado a distintos políticos latinoamericanos reconocer que investigar la corrupción está bien, pero no demasiado, pues puede generar una crisis social. Habrá que ver si hay una tendencia hacia unas elecciones más limpias y una justicia independiente o, por el contrario, lo que ha sucedido en Brasil va a tener un efecto contagio negativo.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20