Corporación ‘Preservar’ y la Gobernación de La Guajira: unidos en Yootoopülee para conservar la Música Vallenata Tradicional

El Yootoopülee ‘Círculo de la Palabra’ fue el escenario propicio para generar el Espacio de Diálogo perfecto y tratar un tema de especial i...

Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 24 de abril de 2017

La acción se realiza a través del programa de Terapia Respiratoria de la alma
mater.

La prioridad es que los padres aprendan cómo proteger a sus hijos de los picos de infecciones respiratorias.



Foto bebesymas.com

María Belén, una niña de dos años, presentó un episodio de tos y fiebre un miércoles en la noche. Sus papás le dieron acetaminofén y la fiebre mermó. El jueves no fue al jardín infantil, pero estaba animada.

La noche sin embargo fue muy regular, la fiebre subió y la niña respiraba un poco más rápido, por lo que sus padres pensaron que con cuidados caseros la podrían mejorar y no fueron a buscar atención médica.

Al siguiente día, María Belén, amaneció mucho peor y sumado a la fiebre y la respiración rápida, apareció el vómito y la somnolencia, por lo que en éste momento muy preocupados, sus padres buscaron atención médica y la pediatra después de exámenes, le dictaminó una Infección Respiratoria Aguda (IRA).

La niña no podía abrir los ojos, estaba sin fuerzas, adormilada, con fiebre alta y con mucha dificultad para respirar -saturación de 82%.

La infección se había complicado y ameritaba tratamiento en hospitalización y terapia respiratoria con un posible cuadro de neumonía.

Este caso se repite en muchos niños, durante los picos de infecciones sucedidos en el primer y segundo semestre del año, donde los cambios climáticos especialmente favorecen la circulación de virus respiratorios en el aire, generando una mayor propagación de los mismos en los lugares de trabajo, colegios, jardines, transportes etc.

¿Pero, por qué se generan estos picos?



El aumento de lluvias genera un ambiente húmedo, que “se convierte en el medio de cultivo ideal para la incubación y propagación de los virus causantes de las infecciones respiratorias”, explica TRC. Amparo Cristancho Montenegro, directora del Programa de Terapia Respiratoria de Areandina.

La Infección Respiratoria Aguda (IRA), constituye un grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por diferentes microorganismos como los virus y las bacterias.

Según el informe del laboratorio de Salud Pública, los virus que más circulan en este periodo son el virus Sincitial Respiratorio que ha estado presente desde el comienzo de año, y que es el causante del mayor peso de la enfermedad, le sigue la Influenza AH1N1, la Parainfluenza, Influenza A Estacional, Influenza B y los adenovirus.

Teniendo en cuenta las guías del Ministerio de la Protección Social " GUIAS PARA LA ATENCIÓN EN ENFERMEDAD RESPIRATORIA AGUDA (ERA)" una gripa o resfriado común puede llegar a evolucionar a las siguientes enfermedades dependiendo de factores como aspectos socio-económicos, estado nutricional, vacunación, nivel educativo, entre otros:

- Neumonía: Niño con cuadro clínico de infección respiratoria aguda, dada por síntomas nasales, tos, fiebre de menos de 15 días de evolución, y que presente taquipnea (consiste en un aumento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores normales (>20 inspiraciones por minuto).

- Bronquiolitis: Primer episodio de obstrucción bronquial, acompañado de signología de infección respiratoria aguda, en un niño menor de dos años.

- Síndrome bronco obstructivo (persistente o recurrente) agudizado por IRA de tipo viral: Niño con antecedente de cuadro bronco obstructivo agudizado con proceso infeccioso de tipo viral de cualquier edad.

- Laringotraqueitis: Niño con cuadro clínico de infección respiratoria aguda, dada por síntomas nasales, tos disfónica, variables grados de disfonía, fiebre en general de menos cinco días de evolución, con o sin signos de dificultad respiratoria.

Bajo ésta premisa, se pueden encontrar en la población resfriados comunes, pero que en niños menores de cinco años y adultos mayores de 60, pueden derivar en infecciones un poco más complicadas.

“El 95% de los casos son causados por la presencia de virus, los cuales ameritan cuidado, seguimiento, control y manejo detallado para evitar las complicaciones como otitis, sinusitis y neumonía” enfatiza Cristancho.

A la hora de los llamados picos, es importante mantener unas buenas medidas de vigilancia de la salud de los niños.

Signos y síntomas de alerta temprana: 


- Aumento en la frecuencia respiratoria o respiración rápida

- Hundimiento de las costillas al respirar

- Presenta ruidos en el pecho al respirar “Silba o ronca el pecho"

- No recibe comidas ni bebidas

- Vomito

- Fiebre que no cede con la administración de medicamentos.

- Irritabilidad

- Decaimiento y somnolencia

En escolares, adolescentes y adultos


- Fiebre mayor de 38 grados centígrados, durante más de dos días

- Asfixia o dificultad para respirar

- Dolor en el pecho al respirar o toser.

- Decaimiento o cansancio excesivo.

Medidas para no contagiarse:


- Evite lugares o recintos cerrados durante las épocas de lluvias, aquí los virus se movilizan por medio del aire, por lo que al estornudar o toser una persona contagiada, propagará fácilmente los microorganismos por el ambiente.

- Realice lavado efectivo de manos con regularidad, en especial cuando se dispone a comer alimentos y use geles antibacteriales durante el día.

- Evite exponerse a contaminantes ambientales.

- Si debe salir a exponerse a cambios bruscos de temperatura, protéjase y cúbrase nariz y boca.

- Mantenga a los niños fuera del contacto de niños o adultos enfermos.

- En jardines y colegios no se debe permitir el uso comunitario de los cubiertos, lozas y ropas.

Medidas para cuidar a los demás, cuando usted está contagiado:

- Evite saludar efusivamente (Besos y abrazos) a niños y adultos mayores.

- Si es necesario trasladarse en transporte público, o exponerse a multitudes, utilice siempre tapabocas (Tapando muy bien nariz y boca).

- Aprenda a estornudar y/o toser: utilice un pañuelo desechable sobre nariz y boca al toser o estornudar, bótelo y lávese las manos.

- En caso que no se tenga el pañuelo a la mano, use el brazo y antebrazo sobre nariz y boca como medida de control de propagación de los virus y estornude agachando la cabeza hacia el piso.

- No permita que otros tomen de su vaso o use sus cubiertos.

- No comparta alimentos de paquetes que usted ya está consumiendo.

Además de estas consideraciones, es muy importante promover estilos de vidas saludables, “la oportuna vacunación en la comunidad en general (en especial niños y adultos mayores), procurar una adecuada nutrición, una actividad física regular, promover un medio ambiente doméstico y laboral sano”, concluye la directora del programa de Terapia Respiratoria de Areandina.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20