MinCIT realiza diagnóstico para certificar playas de Riohacha

Las playas de Riohacha serían certificadas con la distinción internacional ' Bandera Azul '   El proceso para lograr la certific...

Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 16 de mayo de 2016

. Este lunes 16 de mayo, Chaumet visitó diferentes Instituciones Educativas de la capital del departamento de La Guajira.




. El autor de diferentes novelas y libros de poesías se reunió en la colectividad indígena de Villa Fátima con niños del Club de Lectura que dirige Gloria Sierra, a través de su Fundación ‘Pablo de Tarso’.



.Stephane Chaumet se entrevistó también con escritores, poetas y representantes de la comunidad artística, en la Oficina de la Dirección Distrital de Cultura de Riohacha.




Durante su recorrido, el literato estuvo acompañado por Maria Isleny  García, Breiner Caro, Ketty Assia, poetas vinculados a la Corporación Sociocultural ‘Pezcarte’.


















. La información fue dada a conocer por la poetisa, psicóloga, docente y Consejera Distrital de Cultura en el Área de Literatura, Lindantonella Solano Mendoza, quien indicó que estas actividades se realizan con el apoyo del alcalde del Distrito de Riohacha, Fabio David Velásquez Rivadeneira y la Dirección Local de Cultura, liderada por Giovannis Yesith Rivadeneira Ramírez, mediante convenio con la Corporación Sociocultural ‘Pezcarte’.

Chaumet es autor de diferentes novelas como ‘Même pour ne pas vaincre’, (Le Seuil, 2011)/; ‘Aun para no vencer’, de Vaso Roto ediciones 2013; (Traducción al español de Nicole d’Amonville Alégría), ‘Au bonheur des voiles’, (Le Seuil, 2013) /; ‘El paraíso de los velos’, ‘Crónicas de Siria’, Editorial Pre-Textos 2016; (Traducción al español de Manuel Arranz), ‘Les Marionnettes’ (Le Seuil, 2015) /, ‘Los Títeres’ y de los libros de poesías ‘Dans la nudité du temps’, (L’Oreille du Loup, 2007) / En la desnudez del tiempo.

El texto que transcribimos a continuación es un contenido de la publicación festivaldepoesiademedellin.org

Stéphane Chaumet nació en el norte de Francia, al borde del mar, el 26 de marzo de 1971. Ha vivido, entre otros lugares, en Estados Unidos, México, Siria y China. Autor de cuatro libros de poesía: La morsure et la pierre (La mordedura y la piedra), Dans la nudité du temps (En la desnudez del tiempo), Urbaines miniatures (Urbanas miniaturas) y La traversée de l’errance (La travesía de la errancia), también de una novela, Le goût du vertige (El gusto del vértigo), de diversos cuentos y de un relato Au bonheur des voiles (El paraíso de los velos) que cuenta su experiencia en Siria. 

Es también traductor de poesía latino-americana contemporánea. Al decir de Lucía Samarra, en la obra de Chaumet “… podemos descubrir y contemplar los múltiples territorios velados, seguir paso a paso la lectura de su universo entre la intuición, la obsesión… Encontramos la sutil transparencia, el paso casi imperceptible del tiempo que aguza los sentidos y nos deja en la linde de la inmovilidad y del viaje. 

La palabra es tiempo, en la metamorfosis de la luz y de las horas el poeta tiende puentes entre la sensualidad, el vértigo, el abandono y la indiferencia. La sensualidad es una vibración presente, una influencia permanente que rige su recorrido y su exploración y que incluso en la soledad y en el caos ejerce ésta su poder ordenador y también su fuerza dinámica. 

La desnudez es al humano lo que la luz a la flor. Las etéreas metamorfosis que se producen gracias a todo lo que excita el cuerpo y por ende al espíritu desde el susurro, el chasquido, el trino, el silbo, el rumor, el arrullo hasta el grito, el grito mudo y contenido, como también la lluvia y todos los elementos que avivan el tacto, el viento, las texturas, los colores, las formas, la caricia pero también el influjo solar que hace de la piel una vastedad de poros y de la corteza terrestre una extensión palpitante, en este libro el abismo insalvable entre los cuerpos es sobrevolado y la armonía es una victoria arrebatada a la fantasía, a la imagen y a la metáfora, lazos a la vez frágiles y vigorosos que nos obligan a vislumbrar la infinitud de las dichas efímeras. “Y sobre un pequeño caballo azul ir hacia la muerte”…”




Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20