Docente de Uniguajira firmará acta de constitución de la Academia de Estudios del Caribe

Roger Bermúdez Villamizar, docente adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación de Uniguajira, fue invitado a firmar el acta de const...

Posted by : Entre Notas Rosa miércoles, 25 de mayo de 2016

El día que mi madre fue diagnosticada con demencia me sentí terriblemente sin esperanzas. Con los pocos tratamientos disponible y la falta de una señal de cura cercana, ¿cómo se suponía que debía cuidar de ella? Terminé por aprender que no hay mucho que se pueda hacer para evitar el degeneramiento que produce la enfermedad, pero también descubrí que hacerla sentir amada, segura y cómoda puede dar lugar a mejoras significativas en la vida de personas con demencia, tanto en su calidad de vida como en su salud física.


Aquí siete cosas que puedes hacer por ellos.




1. Llévalos a cenar 

Estudios muestran que comer o beber algo en compañía puede ayudarlos a mejorar su calidad de vida. Los ayuda a sentir que pertenecen a algo, que son parte de un grupo. La demencia puede causar que las personas que la sufren pierdan a sus amigos o sus habilidades sociales, causando en ellos frecuentes sensaciones de soledad. Siempre que sea posible, trata de comer con un familiar o amigo que sufra de demencia. Si eres capaz de hacerlo, motiva a sus cuidadores para que coman con ellos también.

2. Déjalos que te miren e imiten tus actos



De acuerdo a un estudio, cenar juntos también ayudará a las personas que sufren de alzheimer a imitar comportamientos particulares, si ellos han perdido la habilidad de hacerlos por su propia cuenta. Por lo tanto, si una persona con demencia se confunde con el uso de un tenedor y un cuchillo, y no sabe que hacer con ello, el verte comer puede que les haga recordar. Esta actividad no está únicamente limitada a las cenas, puede ser aplicada en otras actividades diarias, como usar el teléfono, poner la lavadora, cualquier actividad que pueda ser imitada. Reenseñarles estos hábitos diarios puede ayudar a los pacientes a retener su captación mental tanto como sea posible.

3. Prepara alimentos que ellos reconozcan

Para las personas que sufren de demencia es mucho más fácil recordar cosas de su infancia que recordar qué pasó ayer. Por lo que preparar una comida que ellos reconozcan instantáneamente puede facilitarles comer. Descubre qué tipos de alimentos solían comer cuando eran jóvenes y sorpréndelos.

4. Pídeles que toquen el piano



Este consejo aplica si ellos lo tocaban con anterioridad. Un estudio llevado a cabo en 2015 con 200 residentes en centros de atención, encontró que los adultos mayores que participaron en menos actividades tenían una menor calidad de vida. También se encontró que las actividades desarrolladas en la mayoría de los hogares de ancianos se relacionaban más con el interés del personal que con los intereses propios de las personas con demencia. Las actividades suelen ser estereotipadas e incluyen: bingo, películas y manicura. Dentro del estudio, algunos de los participantes dijeron que querían tocar el piano, pero no se animaban a hacerlo, sobre todo debido a la suposición de que las personas con demencia no tendrían la capacidad para hacerlo. Por consiguiente, es recomendable invitarlos a participar en pasatiempos y actividades que antes disfrutaban, lo que les permitirá socializar y superar la soledad y la frustración.

5. Asegúrate de que estén hidratados

La deshidratación es una de las principales causas de muerte entre aquellos que sufren demencia. Si efectivamente la sed disminuye con la edad, las personas con demencia a menudo olvidan beber algo e hidratarse, ya sea por su enfermedad que les impide recordar, por la falta de habilidades comunicativas que les impide pedir algo para beber, o por la dificultad que tienen a la hora de tragar. Recuerda motivar gentilmente a tu ser querido para que beba algo a lo largo del día. El agua no siempre es la mejor opción, por lo que puedes optar por bebidas deportivas o algo de comer. Sopas o comidas con un alto contenido de agua. Las manzanas o los pepinos pueden ser unas muy buenas alternativas para combatir la deshidratación.

6. Pon sus canciones favoritas


La música puede elevar nuestro espíritu y hacernos sentir mejor, lo que la convierte en una herramienta muy poderosa para las personas que sufren de demencia. De hecho, de acuerdo a la Fundación Americana de Alzheimer, la música puede calmar a los pacientes agitados, aligerando su estado de ánimo, ayudándolos con la coordinación (el motor central de nuestro cerebro responde automáticamente a los sonidos). Empieza con los éxitos que sonaban en su juventud y es probable que respondan rápida y fuertemente a ellos.

También puede interesarte:
25 Útiles Consejos Para Prevenir La Enfermedad Del Alzheimer
Los 9 Peores Signos Del Envejecimiento y Cómo Tratarlos
Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre La Mala Circulación


7. Dales un paseo por un jardín

Siempre es bueno pasar tiempo en la naturaleza, ya que tiene la capacidad para hacernos sentir como en casa. Un estudio realizado en 2014 encontró que los pacientes con demencia que pasaron tiempo en los jardines al aire libre tenían menores niveles de agitación. El autor del estudio, Rebecca Whear, afirmó que ''los jardines ofrecen una forma de terapia mediante el cual las personas son más capaces de participar fácilmente con su entorno." Los pacientes con demencia suelen ser consolados por el olor de las flores o la sensación del suelo, o incluso la memoria de cuidar de sus propias plantas cuando eran más jóvenes.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20