Corporación ‘Preservar’ y la Gobernación de La Guajira: unidos en Yootoopülee para conservar la Música Vallenata Tradicional

El Yootoopülee ‘Círculo de la Palabra’ fue el escenario propicio para generar el Espacio de Diálogo perfecto y tratar un tema de especial i...

Posted by : Entre Notas Rosa martes, 16 de junio de 2015

Poder de 'caciques' políticos condenados o protagonistas de escándalos reverdece en las regiones.




Por:  JUSTICIA |  8:54 a.m. 
| 16 de junio de 2015


En Sucre, la pregunta que se hace el cuestionado exrepresentanteYahir Acuña no es si ganará o no las elecciones para gobernador en octubre, sino si se lanza él mismo o si lleva a su esposa, la exdiputada Milene Jaraba, al primer cargo de ese departamento.

En Santander, entre tanto, la pelea por la Gobernación no será entre los candidatos, sino entre dos pesos pesados de la ‘parapolítica’. El exgobernador Hugo Aguilar y su familia, que tienen la actual Gobernación, están en un duro pulso con su antiguo mentor, el también condenado exsenador Luis Alberto Gil, para elegir a sus fichas.


Apellidos que hace una década apenas sonaban como alfiles de los poderosos 'caciques' tradicionales están jugando fuerte hoy en la política regional. Varios de ellos están en franca lid con sus viejos jefes, que a pesar de que tuvieron que ceder terreno por problemas judiciales, especialmente por las investigaciones de la ‘parapolítica’, para estas elecciones han vuelto al ruedo sin mayores rubores a través de sus herederos. (Vea el gráfico: Lo que está en riesgo en 11 regiones claves)

Aunque las inscripciones oficiales para las regionales de octubre solo se abren oficialmente el próximo 25 de junio, en varios departamentos ya hay gobernadores y alcaldes cuya elección parece ‘cantada’, salvo ‘terremotos’ políticos de última hora o que se produzcan decisiones de la justicia, que ronda a varios de los aspirantes.

Periodistas de EL TIEMPO recorrieron varias regiones del país y encontraron un acalorado panorama político en el que siguen siendo determinantes los intereses de poderosos clanes tocados por los escándalos y por las condenas judiciales.

Así, la polémica Enilse López, la ‘Gata’, mantendría sus cuotas de poder en Bolívar y Sucre, donde los políticos reconocen que la reina del chance, que está condenada por un crimen de los ‘paras’, es un aliado poderoso para llegar a los cargos más importantes. Fuentes confiables en la política sucreña le dijeron a periodistas de este diario que el exsenador Álvaro García Romero, a pesar de estar pagando 40 años por la masacre de Macayepo, aprovecha sus salidas a citas médicas de la cárcel La Picota, en Bogotá, para recibir a quienes aspiran a contar con su apoyo para los próximos comicios.

En Magdalena, la Gobernación quedaría en familia. El nombre de Rosa Cotes de Zúñiga, tía del actual gobernador, es el que suena con más fuerza.
Ella, que no tiene ningún cuestionamiento personal, es la esposa del exalcalde de Santa Marta Francisco Zúñiga, uno de los primeros condenados por el escándalo de la ‘parapolítica’, y es hermana de los famosos ‘conejos’ Cotes, mencionados en varios expedientes judiciales.

En Caquetá, entre tanto, el primer cargo departamental difícilmente saldrá de dos nombres cuestionados: el del exalcalde de Florencia Álvaro Pacheco Álvarez, que lleva apenas tres meses libre, tras una sorpresiva decisión judicial que lo libró de un proceso por nexos con ‘paras’; o el del no menos polémico Arnulfo Gasca, el mismo que se promocionaba en un video musical como el ‘Patrón de patrones’ del Caquetá.

Si el panorama en gobernaciones y alcaldías de capitales es preocupante, lo es aún más cuando el análisis llega a los municipios. En Cartago, norte del Valle, el más opcionado es el abogado Ignacio Londoño, señalado por el excapo ‘Rasguño’ de haber intervenido en el crimen de Álvaro Gómez.

Y en Dosquebradas, uno de los municipios más importantes de Risaralda, está aspirando a la Alcaldía el exdiputado Roberto Jiménez Naranjo, hermano del capo de los ‘paras’ Carlos Mario Jiménez, ‘Macaco’.

Votos, lo que importa
A diferencia de lo que pasó en los comicios que siguieron a las investigaciones por la infiltración ‘para’ en la política, para las que vienen los partidos tradicionales parecen poco preocupados por los ‘ruidos’ alrededor de los aspirantes, desde que estos tengan chances reales de ganar.

Así, el sonado caso de Oneida Pinto en La Guajira –cuyo aval por Cambio Radical llevó a la renuncia del senador Carlos Fernando Galán, director de ese partido, quien se oponía a la decisión– se repetirá en varias regiones. En Caquetá, por ejemplo, el ‘Patrón’ Gasca ya tiene la bendición del Partido Conservador, impartida desde Bogotá. (Lea también: El lado oscuro de Oneida Pinto, sucesora de 'Kiko' Gómez)

Cambio Radical y eventualmente ‘la U’ podrían terminar pegándose a la rueda de Opción Ciudadana, el poderoso partido de Yahir Acuña en Sucre. ‘La U’ también enfrenta polémicas por su apoyo a la expresidenta del Congreso Dilian Francisco Toro en el Valle (que todavía no resuelve en la Corte el lío penal que la tuvo presa hace tres años) y a Luis Carlos Torres en el Meta.

Las elecciones de octubre próximo parecen estar marcadas por el hecho de que lo único que va a importarles a los partidos es tener candidatos con opciones reales de ganar. Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), asegura que para esta campaña los partidos dejaron en claro que sus decisiones serán pragmáticas: “Están privilegiando los votos sobre cualquier análisis de conveniencia ética o política. Y lo están haciendo sin ningún tipo de recato, con el argumento de que esas personas no tienen condenas”, dice.

JUSTICIA
Justicia@eltiempo.com


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20