Posted by : Entre Notas Rosa jueves, 2 de abril de 2015

El llamado lo hizo el Ministro Gabriel Vallejo López con el objetivo de preservar la fauna y la flora todas las épocas, en especial, durante esta temporada vacacional.



Dos millones de hicoteas se cazan al año en la región Caribe para consumo humano.

Manizales, Caldas.(MADS) El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, hizo un llamado a los colombianos para que entre todos contribuyamos en la protección de nuestras especies de fauna y flora, en la celebración de Semana Santa.
 
Manifestó que tradiciones como la celebración del domingo de ramos, utilizando  palma de cera, o el consumo de carne o huevos de hicotea, o de iguana, o el tráfico  de fauna silvestre,  causa un gran daño a la fauna y flora de nuestro país.
 
El Ministro Vallejo manifestó que tradicionalmente en 10 departamentos del país (Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Magdalena, Santander y Sucre) se consume en Semana Santa carne y huevos de tortuga hicotea, asociado a creencias populares,  manteniendo a esta especie en vía de extinción.
 
Según cifras reveladas, el 30% de hicoteas adultas se consumen localmente, 70% se transportan a los mercados de las grandes ciudades o su carne se exporta a Venezuela. Más de 1 millón de hicoteas son cazadas anualmente solo en la región de La Mojana, en Sucre. En un año la caza de hicoteas en toda la costa Caribe se aproxima a 2 millones de individuos. La Policía de Carabineros en los últimos 4 años incautó 1000 hicoteas dentro de operativos contra el tráfico  de biodiversidad.
 
La caza de la hicotea causa, además del daño a la especie, destrucción de la capa vegetal, pues los captores utilizan quemas al borde de la Ciénaga, generando incendios y daños incalculables al ecosistema.
 
Desde 2009, el Ministerio de Ambiente y la Universidad Nacional lanzaron el Plan de Manejo orientado al uso Sostenible de la Tortuga Hicotea en Colombia  y que busca que en 14 años disminuir la problemática de esta especie y todo lo que conlleva su caza, comercialización y amenaza al ecosistema.

Palma de Cera
 
La Palma de Cera del Quindío, declarado Árbol Nacional de Colombia, es utilizando, todavía,  en procesiones de Semana Santa.
 
El Ministerio de Ambiente  hace un llamado especial para que en esta época se busquen nuevas alternativas para las celebraciones ya que es una de las causas por las cuales hoy, la población de Palma de Cera está disminuida en más del 50% en las últimas tres generaciones (210 años).
 
La pérdida de hábitat para pastoreo, el aprovechamiento no sostenible y el uso que tuvo tiempo atrás en la producción de velas y fósforos, también llevó a que hoy esta especie se encuentre en amenaza de extinción.
 
Con el fin de conservar, preservar y garantizar la existencia de nuestro árbol nacional, la única planta colombiana que está expresamente protegida por una Ley de la República, el Ministerio de Ambiente y la Universidad Nacional, con el acompañamiento de la Corporación Autónoma del Quindío, presentaron el Plan de Conservación, Manejo y Uso Sostenible de la Palma de Cera del Quindío, por medio del cual se hace un llamado a las autoridades locales, nacionales, y a la ciudadanía para llevar a cabo estrategias que permitan la sostenibilidad de la Palma de Cera en el país.
 
Tolima, Valle del Cauca, Antioquia, Quindío, Risaralda y Caldas, son los departamentos con mayor presencia de Palma de Cera, regiones que deben liderar la ejecución de este Plan de Conservación que propone tres estrategias claves para lograr su supervivencia:
 
En el departamento del Tolima, en la Cuenca Alta del Río Toche, se encuentra la mayor concentración de palmas de cera del mundo con una extensión total de 4 mil 500 hectáreas, un área que debe ser protegida y cuidada por todos los colombianos, no sólo por su importancia en la sostenibilidad de ciertos hábitats, sino por el  reconocimiento en el país y el exterior.
 
El Ministro Vallejo, recordó que se encuentra penalizado en la ley colombiana el tráfico de fauna  y flora.

Consuma Pez León.
 
El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible|, Gabriel Vallejo López,  invitó a los colombianos a consumir Pez León en las celebraciones de Semana Santa.
 
El Pez León es una especie exótica invasora, sin depredador natural, que se ha multiplicado sin freno en el mar Caribe y que pone en peligro el equilibrio del ecosistema. Según los estudios, un pez león  se come hasta 30 peces en 30 minutos, puede desaparecer hasta el 80% de las poblaciones de peces pequeños que limpian las algas del arrecife.

Las preferencias de consumo del Pez León son el mero (Especie en vía de extinción), el pargo, la langosta, peces pequeños, camarones, calamares.

Para controlar la expansión del Pez León, el Ministerio de Ambiente, el INVEMAR, Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNNC), CORALINA y la Secretaria de Agricultura y Pesca de la Gobernación del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, construyeron colectivamente el “PLAN PARA EL MANEJO Y CONTROL DEL PEZ LEÓN  EN EL CARIBE COLOMBIANO”
 
Dentro de la estrategia está el propiciar el consumo del Pez León. El Ministerio de Ambiente ha realizado un trabajo intensivo con restaurantes, cooperativas de pescadores, ONG y otros usuarios de las costas y el mar para promover su captura.
 
Se buscaron los chefs más importantes del país para presentarles el Pez León. Hoy existe un libro de cocina con las diferentes recetas para prepararlo, por ejemplo en ceviche, salsas, hamburguesas entre otras.

 

 





Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20