Alcaldía Distrital realizó jornada de sensibilización en las playas de Riohacha

La campaña se realizó con el objetivo de alertar a la ciudadanía sobre los riesgos del uso inadecuado de las playas locales. En la jor...

Posted by : Entre Notas Rosa lunes, 17 de noviembre de 2014

061114
En la ciudad estadounidense de Fort Lauderdale se creó una ordenanza que le prohíbe a las personas darle de comer a quienes vivan en la calle. Como consecuencia de esta medida, Arnold Abbott, un cura de 90 años, tiene que enfrentar una posible pena judicial que lo encarcelará por 60 días  y una multa de 500 dólares por su supuesto crimen.
Abbott dijo: “Estoy totalmente convencido de que soy el guardián de mi hermano. El amor que hay que tener al prójimo es como  el que hay que tener por uno mismo”. El párroco prepara cientos de comidas a la semana para las personas sin hogar desde la cocina de la Iglesia Santuario.
5558617_G
Pero Abbott no es el unico imputado por este delito. También lo fue otro pastor llamado  Wayne Black. “Creemos firmemente en la enseñanza de Jesús, la que nos dice que tenemos que alimentar a sus ovejas”, afirmó Black.
El alcalde Jack Seiler advirtió que los arrestos preventivos irían llegando al afirmar: “Aquí en Ft. Lauderdale.Hacemos cumplir las leyes”. De todos modos, en 1999, el anciano demandó al gobierno local por prohibirle alimentar un grupo de homeless que estaban en la playa y, finalmente, ganó la causa.
A pesar de sus 90 años, Abbott afirmó que está dispuesto a apelar la sentencia ante una Corte. Además, planea seguir sirviendo comida a los necesitados otra vez. Finalmente dijo que aunque no quiere ser arrestado está preparado para que eso suceda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20