CamComercio Guajira identificará mediante encuesta motivo de cierre de locales comerciales en Riohacha

La Cámara de Comercio de La Guajira realizará una encuesta para analizar el cierre de establecimientos comerciales en Riohacha. El pro...

Posted by : Entre Notas Rosa martes, 14 de octubre de 2014


Les ganan a supermercados. La clase media es la que más acude a comprar al por menor, según estudio.

 
En el país habrían unas 400 mil tiendas de barrio, según cálculos de expertos.
Foto: Archivo / EL TIEMPO
En el país habrían unas 400 mil tiendas de barrio, según cálculos de expertos.
En Colombia, la compra en la tienda de barrio sigue reinando, pese a que los grandes supermercados permanezcan atestados de gente.
Un estudio realizado por Nielsen concluye que la alta demanda en el país, en el punto cercano a la casa del comprador, donde le llaman vecino, proviene de la clase media, que hoy representa el 37 por ciento de la población colombiana.
“Estos compradores acuden, en su gran mayoría, al canal tradicional (tiendas, supermercados de barrio, restaurantes, cafeterías)”, afirma Ricardo Gutiérrez, gerente de división de Nielsen para la región Andina y el Caribe.
Solo un 30 por ciento de compradores va a supermercados, que siguen ganando terreno, en particular con sus puntos express, o van a las cadenas que ofrecen una buena relación valor-precio.
El estudio también concluye que estos compradores visitan, en promedio, una tienda cada dos días, y un supermercado cada 10. En el primero, el gasto promedio es de 4.000 pesos y en el segundo, de 15.000 pesos.
Un informe de Losdatos.com, portal de información empresarial, luego de analizar balances de las empresas del sector y encuestas del Dane, confirmó el liderazgo de las tiendas, al señalar que su participación en las ventas del comercio al por menor en el 2013 alcanzó 52,9 por ciento, contra 47,1 por ciento de los supermercados o grandes superficies.
“En Europa y EE. UU. la penetración de los supermercados es del 80 por ciento”, dice Luis Naranjo, de Losdatos.com
Ximena Patiño, de la consultora Servinformación, afirma que lacapacidad de ofrecer precios accesibles y la relación estrecha con el que está detrás del mostrador son algunos de los factores que hacen que las tiendas no pierdan vigencia, a pesar de la acelerada expansión de grandes superficies.
La firma calcula además que, en Bogotá, de los 135.691 establecimientos comerciales, 25.691, es decir, el 19 por ciento, son tiendas, cuya mayor presencia está en los estratos 1, 2 y 3.
En 52 municipios grandes del país, donde hicieron un censo reciente, detectaron 78.224 de ellas.
“Este tipo de negocio es uno de los más concurridos porque vende al detal o en pequeñas cantidades, al consumidor; y se presenta la posibilidad del fiado, con el que las personas pueden pagar al finalizar el mes”, agrega el reporte de Servinformación.
Las grandes marcas tienen claro el posicionamiento de las tiendas y hacen alianzas con ellas. Jorge Esteban Giraldo, director para la región centro en Latinoamérica, del grupo de alimentos Bimbo, afirma que hay categorías de productos de consumo masivo que fabrican las empresas y cuyas ventas se hacen hasta en 75 por ciento a través de tiendas de barrio. Hay otras en las que ese canal representa el 50 por ciento de la facturación.
El directivo calcula que, en el país, operan unas 400.000 pequeñas tiendas.
“Eso demuestra su importancia para las compañías, entre otros, porque tienen cercanía con el cliente, quien muchas veces no puede desplazarse al gran supermercado”, agrega el directivo de Bimbo.
Además, considera que una buena parte de colombianos solo tienen el valor del desembolso para la compra del día, por lo que le dan la alternativa de adquirir los productos básicos en las cantidades que lo requieren.
Útiles para empresarios
Los analistas coinciden en que las tiendas son la mano derecha de los empresarios a la hora de llevar otros productos de consumo masivo a los rincones del país, como servicios de telecomunicaciones y corresponsales bancarios.
Por su parte, Sylvia Escovar, presidenta de la Organización Terpel, afirma que las tiendas de barrio siguen siendo importantes en el comercio local porque dan al cliente lo que necesitan, y ofrecen un servicio más personalizado que el de los grandes supermercados.
“Es un servicio más cálido, donde a uno lo llaman por el nombre porque vive cerca, y que está adaptado a la comunidad y piensa en ella”, agrega.
Inclusive, las grandes y medianas superficies y las tiendas de conveniencia (las de las estaciones de servicio), negocio en el que participa Terpel, están replicando las ventas de comida típica fresca tradicional que hay en las tiendas de barrio.
Informalidad laboral es una de las causas
Analistas de Fitch Ratings Colombia consideran que el liderazgo de las tiendas es consistente con el alto nivel de empleo informal, los bajos niveles de ingresos y una población dispersa en el territorio nacional.
Horst Paulmann, presidente del grupo chileno Cencosud -dueño, entre otras, de las marcas Jumbo y Metro- dijo que permanecerán las que se formalicen. En su opinión, los gobiernos buscan recaudar más impuestos para financiar su funcionamiento, y por tanto los pequeños negocios deben organizarse para aportar.
Jorge Giraldo, estima que tiendas y supermercados aportan a un crecimiento moderno del comercio, por tanto, seguirán conviviendo.
EL TIEMPO

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20