Posted by : Entre Notas Rosa martes, 19 de agosto de 2014


La situación se torna preocupante, ante el cierre de la Unisi (Unidad de Atención Integral de Salud Indígena) localizada en Aremasain, jurisdicción del municipio de Manaure.


Ampliar Información sobre la Tuberculosis Pulmonar
La información relacionada con el caso indica que a pesar de no conocerse la cifra exacta, son muchas las personas afectadas por el bacilo de Koch, que no están recibiendo el tratamiento médico adecuado y a su vez propalan la enfermedad en sus comunidades, debido al hacinamiento en el cual conviven.

De acuerdo a la información de los residentes de Aremasaín, hace más de un año las autoridades sanitarias no están prestando atención a los enfermos, ni realizan el respectivo trabajo de campo, para la detección de nuevos casos.

La sede de la Unisi, donde se trataba a los pacientes, está abandonada, fue saqueada y luego incinerada en algunas de sus compartimientos.

Informaciones oficiales indican que se había previsto el cierre de la Unidad de Atención Integral de salud Indígena (UNISI), y que se requerían 240 millones de pesos anuales para salvarla.

Una de las indígenas consultadas dijo que cuando un auxiliar de enfermería que lleva años trabajando en el Centro de Atención Básica de Salud en Aremasain los atendía en la Unisi, les entregaban medicamentos y alimentación.

Así tituló el diario ‘El Tiempo’, una nota sobre este particular, publicada  el 24 de octubre de 1991

“Con tuberculosis y sin agua:

Problemas de salubridad y de falta de agua afrontan las comunidades indígenas de la Alta Guajira. 

Nazareth, jurisdicción de Uribia, el 60 por ciento de la población infantil de estas comunidades está afectada de tuberculosis, y no hay recursos necesarios para tratarlos en el hospital de allí, dijo el médico interno Alfredo Toms.

Los pacientes son remitidos al Hospital del Perpetuo Socorro, de Uribia, que tiene recursos y medicinas para atender sólo el 30 por ciento de los casos. Los únicos aportes que recibe provienen del Servicio Seccional de Salud.

En la Alta Guajira la falta de lluvias, según el cacique de la ranchería Jepirraparú, Marcial Barroso, ocasionó la muerte a un menor de once años, y más de 300 chivos, doce vacas y diez caballos han muerto, también de sed.

Agregó que ellos prefieren irse a vivir a Maracaibo donde hay agua y la vida es más barata. Peor situación viven en la ranchería de Ureche, adonde no llegan carros y la gente cuando se enferma se muere porque no hay puesto de salud ni presencia alguna de las autoridades colombianas.

Estas vivencias se repiten en los tres centenares de rancherías diseminadas en la parte norte de la península”.

Por su parte ‘El Diario del Norte’ publicó el martes, 11 de diciembre 2012, esta información:

“Tuberculosis amenaza a rancherías en Manaure y Riohacha

La Unisi (Unidad de Atención Integral de Salud Indígena) que se encuentra en el corregimiento de Aremasain corre el riesgo de ser cerrada, a pesar de que en la región continúan apareciendo casos de tuberculosis.

Los funcionarios de la salud del departamento y de Manaure indicaron que este centro no puede cerrarse, y que empresas privadas como Chevron-Texas deberían seguir financiándola.

Según el secretario de Salud departamental, con 240 millones de pesos anuales el centro de Unisi se salva. Sin embargo, aún no hay un acuerdo para evitar su cierre.

ANEC hace esfuerzos

Rolinde Ávila Guzmán, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras en La Guajira, (ANEC) informó que hay un caso urgente en la ranchería La Boca, en zona rural de Manaure.

Una mujer, madre de 8 hijos, tiene tuberculosis. Uno de ellos, nacido sietemesino hace 47 días, también padece la enfermedad.

La mujer se negó a estar en la Unisi y sacó al niño del proceso, por lo cual la ANEC se ha encargado de visitar a estas personas para lograr su pronta mejoría.

Como este caso hay muchos en Manaure y Riohacha, los  cuales podrían ser prevenidos si la Unisi en Aremasain no cierra sus puertas".

Información en Contexto

La tuberculosis continua siendo a nivel mundial una de las principales causas de muerte por enfermedades trasmisibles, además es considerada como uno de los principales problemas de Salud Publica en varios países de Latinoamérica, África y Asia.

Si bien la tuberculosis es curable, más de un millón de personas mueren cada año debido a esta enfermedad.

En Colombia hasta el periodo epidemiológico 2 de 2014, de acuerdo con lo reportado al Sistema Nacional de Vigilancia SIVIGILA, se confirmaron 1354 casos de tuberculosis de todas las formas, 1116 casos de tuberculosis pulmonar, 215 extrapulmonares y 23 de tuberculosis meníngea.

En cuanto a la clasificación de los casos de acuerdo a la condición de ingreso al programa, 1211 (89,4%) corresponden a casos nuevos y 143 (10,6%) a casos previamente tratados.

De los casos confirmados el 61,6% son hombres (834 casos) y el 38,4% son mujeres (520 casos), la incidencia acumulada en hombres es de 3,75 casos por cada 100.000 hombres y en mujeres es de 2,2 casos por cada 100.000 mujeres.

De los 1.354 casos de tuberculosis todas las formas notificados a periodo II, la distribución por grupos de edad y sexo muestra que el grupo de edad más afectado es el de 35 a 44 años y más con una incidencia de 5,5 casos por 100.000 Habitantes.

El 24 de marzo de 1882, el investigador alemán Robert Koch, anunció el descubrimiento del bacilo que trasmitía esa enfermedad, posteriormente denominado Mycobacterium tuberculosis y esta acción fue el paso más importante tomado hasta ese momento para el control y la eliminación de esta enfermedad mortal.


En 1982, un siglo después del anuncio del Doctor Koch, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y las Enfermedades Respiratorias (UICTER) patrocinaron el primer Día Mundial de la Tuberculosis, con el fin de educar al público sobre las devastadoras consecuencias económicas y de salud causadas por la tuberculosis, su efecto en los países en desarrollo y su impacto continuo y trágico en la salud global.

Desde entonces, el Día Mundial de la Tuberculosis, cada 24 de marzo, marca prioridades de acciones y compromisos mediante su lema central.

Fuente: Instituto Nacional de Salud

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Powered by blogger Sandaniel20